Un día en Cracovia

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Algo tienen las ciudades del Este que encaja bien con mi naturaleza, salvo en invierno claro. Son ciudades tranquilas que invitan a actividades reposadas como tomarse un café en la terraza u ojear sus tiendas de antigüedades y librerías. De todas las ciudades polacas que he visitado, Cracovia es sin lugar a dudas mi favorita. Pasear por sus calles es como retroceder a principios de siglo. El tranvía sigue circulando, el estilo de los establecimientos se ha congelado en el tiempo y afortunadamente, la Segunda Guerra Mundial respetó el paisaje urbano.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Castillo de Wawel con su emblemática catedral es el legado más importante de los reyes polacos. Cracovia fue la capital de Polonia durante toda su historia, desde la edad media hasta que el Imperio Austro-húngaro, Rusia y Prusia se repartieron el país en 1795 quedando Cracovia en el lado austriaco.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Cracovia es la ciudad más visitada de Polonia y sin embargo, la cantidad de turistas nunca llega a ser agobiante como en Praga, por poner un ejemplo. Se puede pasear tranquilamente por sus calles y por lo general no es necesario reservar en ningún restaurante. 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cuando Ania y yo visitamos ciudades y andamos justos de tiempo no solemos ir a ver museos y monumentos, sino que nos dedicamos a callejear por el conjunto histórico. En un día en Cracovia se puede ver prácticamente todo. De hecho, la gente que tiene más tiempo suele escaparse a visitar la mina de sal, Auschwitz o Zakopane. 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En cuanto a la gastronomía, en Polonia se come bien; aunque no esperen el nivel de España u otros países mediterráneos. Hay cosas ricas; pero en mi opinión tiene tres puntos fuertes. El primero, el pan que lo hay de varios tipos y se le da la importancia que merece. El segundo, la repostería. No te puedes ir de Polonia sin comerte un Paczki (Ponchek). Por último, la cerveza; es buena, barata y los polacos están muy orgullosos de ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s