Galle

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los viajeros que se acercan a este antiguo puerto colonial pasan su tiempo en el interior de la fortaleza, donde se hallan prácticamente todos los sitios de interés turístico. El fuerte de Galle es como tener un pedazo de Europa en Sri Lanka. Sus edificios coloniales se encuentran perfectamente restaurados, ofreciendo todo tipo de servicios enfocados al turista: cafeterias y restaurantes occidentales; hoteles ofertando spa y sauna; pequeñas boutiques y tiendas de antigüedades; y galerías de arte. Los precios también están al nivel europeo y el coste de la vivienda es impagable para los cingaleses. Por eso, los únicos habitantes locales que se ven en el fuerte de Galle, están trabajando o de visita.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Mi tiempo en Galle fue atípico, quizá por llevar ya un mes en Sri Lanka. Decidí quedarme fuera del fuerte, en la ciudad “real” para los Gallegos (o como se diga el gentilicio de Galle), en un albergue llamado Maggie Garden Hostel. Resultó que era el único viajero alojándome aquí con lo que mi primera impresión fue de decepción. Sin embargo, Maggie y su amiga Helen me hicieron sentirme como en casa y al descubrir que había una zona de surfeo cerca, decidí extender mi estancia a un total de cuatro días.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al segundo día de surfear, me hice un corte molesto en el pie, con lo que no me quedó otra que pasar la mayor parte del tiempo sentado en el jardín del albergue conversando. Maggie decidió hace un par de años dejar su China natal y abrir su Hostel en Sri Lanka. Antes se dedicaba a vender neumáticos a países europeos desde una oficina en Shanghai pero al darse cuenta que estaba malgastando su vida, lo dejó todo. Ella me explicó lo difícil que era abrir un negocio en Sri Lanka debido a la cantidad anual de tasas que hay que pagar al gobierno. Recientemente dedico dedicarse al negocio de venta de gemas a turistas chinos que al parecer vienen a Sri Lanka casi exclusivamente para ello. Helen sin embargo, dejó Shanghai hacía tan solo un mes para dedicarse un tiempo indefinido a hacer fotografía de bodas en el fuerte de Galle.

Fue durante este tiempo que empecé a escribir el blog con esta entrada:

Bienvenidos

Tras pasar dos días de descanso, el dolor de mi pie remitió. Quería pasar los últimos dos días de viaje en Negombo, debido a su proximidad con el aeropuerto, así que me despedí de mis nuevas amigas chinas y me marché.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s