Trincomalee

OLYMPUS DIGITAL CAMERAHace mucho tiempo, en un país muy lejano (la India), un sabio llamado Ravana comenzó a meditar con intención de establecer contacto con los dioses. Así se mantuvo durante cientos de años hasta que finalmente el dios creador Brahma se manifestó ante el y decidió concederle un deseo por su impresionante persistencia. Ravana pidió tener el poder de no poder ser matado por ningún dios y Brahma se lo concedió. En ese momento, Ravana se convirtió en un demonio de diez cabezas, el más poderoso sobre la faz de la tierra y se alejó hacia el sur, cometiendo todo tipo de trastadas por el camino.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cuando los dioses se enteraron de lo que había hecho Ravana, se preocuparon. Hasta que Shiva apareció y les dijo – “tranquilos chicos que aquí estoy yo. Me voy a reencarnar en humano y me lo voy a cargar.”- Así, Shiva se reencarno en Rama, hijo del rey Dasharatha y nació como un humano corriente, salvo por el color azulado de su piel.

A pesar de reencarnarse en un príncipe azul maravilloso, Rama acabó desterrado junto con su esposa Sita y su hermano Lakshmana. Pasaron un tiempo vagando por los bosques de la India hasta que Ravana, que andaba por allí cerca, vio a Sita y se encaprichó de ella. El rey demonio que era malvado pero nada tonto, engañó a todos y secuestró a Sita, llevándosela a Lanka, la isla bajo la que gobernaba al resto de demonios. El lugar donde desembarcó con la secuestrada fue lo que actualmente se conoce como Trincomalee.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por su puesto Rama no se iba a quedar de brazos cruzados. Reunió a todos sus aliados y los dirigió al sur de la India para embarcar hacia Lanka, aunque no se lo iban a poner tan fácil. Los Naga, esos seres mitad hombres mitad peces habitaban las aguas y no estaban dispuestos a dejar pasar a Rama y los suyos. El único que consiguió llegar a la isla fue Hanuman, el dios mono que a su vez es dios del viento.

Ya en la isla, Hanuman consiguió dar con Sita pero fue capturado también por los demonios. Ravana decidió quemarle la cola como castigo pero al hacerlo, Hanuman comenzó a agitarse descontroladamente, prendiendo un fuego que se extendió por toda la isla devastando sus bosques.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Mono de Hanuman

 

Este hecho generó la distracción que el ejercito de Rama estaba esperando para poder cruzar la isla y enfrentarse a las hordas de Ravana en épica batalla. Tras horas de lucha, ésta parecía ganada para los seguidores de Rama; pero el rey demonio decidió situarse en primera línea de combate, inclinando el resultado para los suyos. Entonces llego Rama montado en su carro y con su arco le disparó diez flechas que se clavaron en sus diez cabezas y una final que se clavó en su pecho, dándole el golpe de gracia y terminando la batalla con una gran victoria sobre los demonios de Lanka. Finalmente, Rama se reunió con Sita y fueron felices y comieron curry con perdices.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A estas tierras legendarias llegué una tarde de tormenta con la idea de pasar unos días relajándome en los chiringuitos de la playa. Con la que caía en aquel momento más bien parecía que iba a pasar el tiempo leyendo en la habitación del hostel pero afortunadamente, la mañana siguiente amaneció despejada y pude cumplir mi objetivo de disfrutar del mar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por la tarde, decidí dirigirme al fuerte de Trincomalee, que se halla en un peñasco entre gruesas murallas y el acantilado. De camino, cerca de la estación de buses, empezaron a aparecer ciervos al cobijo de los arboles. Éstos eran dóciles y no parecían inmutarse de los turistas que se acercaban a sacarse selfies con ellos. Al entrar en el fuerte, que hace también la función de cuartel del ejercito de Sri Lanka, me sorprendí al observar como los ciervos convivían con los soldados en el terreno de edificios militares.

En lo más alto del fuerte se halla un templo hindú con varias recreaciones del Ramayana que es el poema épico que he intentado resumir al principio de esta entrada. La enorme estatua de Shiva que se encuentra a la entrada protege Trincomalee de los peligros del mar. Se debió tomar vacaciones cuando el Tsunami de 2004 les golpeó duramente. El templo es una reconstrucción del que había antiguamente por que cuando los portugueses llegaron a Trincomalee arrasaron con todo símbolo religioso que se les puso por delante.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAA unos 7 kilómetros de la playa de Uppuveli, donde me alojaba, está Nilaveli y justo en frente se halla Pigeon Island. Ésta isla es un parque natural rodeado de arrecife de coral. No me lo pensé dos veces y me apunté a una visita en barco para bucear. Lo que vi fue probablemente la mejor experiencia de mi viaje: precioso coral de colores habitado por muchísimos peces de todos los tipos. Pude ver a medio metro de mí a una enorme tortuga marina mordisqueando el coral e incluso en cierto momento un tiburón del arrecife pasó veloz por delante de mis narices. Casi me cago del susto, pero luego pensando racionalmente, esos tiburones son muy comunes en esas aguas y nunca han atacado a nadie así que no tenía por que asustarme.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El resto del tiempo que pasé en Trincomalee fue de agradable rutina. Por la mañana disfrutando de la playa, por la tarde observando la captura del día de los pescadores, por la noche cenando con una cervecita en algún chiringuito y a última hora leyendo la trilogía de Trajano de Santiago Posteguillo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s