Nuwara Eliya

Estación de ferrocarril en Nuwara Eliya

A los británicos nunca les gustó el caluroso clima de Sri Lanka, así que buscaron el lugar donde más frío y lluvia hacía en la isla; para sentirse como en casa, y lo encontraron a 1800m de altura, en Nuwara Eliya. Aquí comenzaron a construir edificios típicamente ingleses que contrastaban con los casuchas cingalesas, creando un paisaje urbano bastante único. ¨Little England¨es como llamaban (y siguen llamando) a esta población rodeada de plantaciones de té y mi siguiente destino.

Saludando a los pasajeros de otro tren

Cuando llegué a la estación de Kandy, fui afortunado de conseguir un ticket en primera clase y poder, por lo tanto hacer el trayecto a Nuwara Eliya sentado. Este recorrido en tren que tras llegar a Nuwara Eliya, continúa hasta Ella está considerado por la revista Lonely Planet como una de las 10 mejores cosas que ver o hacer en Asia y no es para menos. El tren recorre lentamente  preciosos paisajes montañosos que incluyen cascadas, plantaciones de té y antiguas estaciones.

Tren Kandy-Nuwara Eliya

Al llegar a Nuwara Eliya, me puse a dar vueltas por el pueblo buscando algún hostel que tuviera camas libres, pues no había reservado nada. Llovía y no tenía nada para protegerme de la lluvia pero al cabo de andar un poco encontré un sitio ideal: Hi Lanka Hostel. El encargado del sitio me dejó una sudadera nada más llegar, que acabó regalándome. Aquí conocí también a Paddy, un chef the los Estados Unidos que trabajaba en Australia. A lo largo de mi viaje, acabaría coincidiendo con él y un inglés llamado Mark en varios sitios de pura casualidad. Fuimos a un pub del centro a tomar un par de Lion Lagers pero no volvimos muy tarde, ya que decidimos unirnos al viaje a Horton Plains al día siguiente y había que madrugar.

Nos levantamos a las 4 de la mañana, una hora antes del amanecer y nos llevaron en minibus hasta el parque natural de Horton Plains. Al llegar, compramos los tickets y empezamos la caminata por la ruta marcada. El viaje más el ticket, nos costó a cada uno más de 3000 rupias, convirtiéndose pues en el trekking más caro que había hecho nunca. 

Cascada en Horton Plains
Lagarto modelo
Horton Plains

En el parque natural habitan varias especies de animales, pero ni yo ni ningún otro componente de nuestro grupo vió ninguno, aparte de unos ciervos en la distancia y un lagarto que posó para mí como un modelo. En cuanto al paisaje, era precioso pero acostumbrado a las montañas de Cantabria, tampoco me pareció nada de otro mundo. En definitiva fue un paseo de 9 kilómetros memorable, pero que en mi opinión no merece el precio que cuesta. Al menos no aquel día.

De vuelta a Nuwara Eliya, decidí visitar las zonas que me quedaban de ver. Se trata de una comarca más grande de lo que parece a simple vista. Dispone de varios parques, un hipódromo, un lago y un bazar en cuyo interior y alrededores se concentran la mayor parte de los comercios. En ningún momento se siente uno agobiado caminando Nuwara Eliya. Sus calles son tranquilas, sus habitantes respetuosos y la neblina mantiene una agradable temperatura de 16-18 ºC. 

Oficina de correos de Nuwara Eliya
Afueras del hipódromo
Barrio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s