Kandy

Autobús privado

Hay dos tipos de autobuses en Sri Lanka: los rojos y decrépitos autobuses públicos; y los igualmente cutres, pero tuneados, autobuses privados. En uno de éstos últimos me subí en Jaffna con destino Kandy pagando unos 2€, que no está nada mal por 350 km de viaje. Dentro del autobús, en la parte frontal se hallaba un panteón de dioses iluminado con luces de neón formado por Shiva, Vishnu, Ganesh, la Virgen María y Buddha. Un equipo invencible para bendecir nuestro viaje evitando accidentes y a ser posible, un tráfico muy pesado. Por si fuera poco, el conductor se preocupó de parar un par de veces por el camino en frente de templos hindúes para que algún monje se subiera a pintar la frente de la gente (y del autobús) otorgando protección divina de algún tipo. Eso sí, a cambio de donativos; que todavía no se ha inventado una religión gratuita. Tras 8 horas de viaje, en el incomodo asiento y escuchando los últimos temazos de la música tamil, llegué a Kandy.

Lago de Kandy

Kandy fue La Capital del último reino cingales que logró resistir la colonización portuguesa y holandesa, pero que finalmente cayó bajo el dominio británico en 1815, gracias a que muchos de sus habitantes cambiaron de bando. Todo el derecho tuvieron de traicionar a su rey ya que éste destacó por su crueldad. Sri Wickrama Rajasinha se llamaba y entre otras locuras, ordenó construir el lago de Kandy y crear una isla en su interior para usarla de harem. Mucha gente protestó; en especial aquellos que eran obligados a trabajos forzados en su construcción, así que Rajasinha empaló a los líderes de las protestas alrededor del lago.

Sri Dalada Maligawa – El Templo del Sagrado Diente

Atravesé el lago de Kandy y caminé hasta el hostel. Allí el dueño, que estaba poseido por el espíritu de Bob Marley, me urgió a que visitara el Templo del Sagrado Diente inmediatamente, ya que al día siguiente comenzaba el festival de Kandy y me sería imposible entrar. Así que allí me dirigí, al atardecer, a visitar uno de los templos más emblemáticos de Asia.

Músicos en el interior del templo


Se dice que cuando Buda fue incinerado, alguien robó uno de sus dientes de la pira funeraria y éste, al cabo de los años, acabo en Sri Lanka. Cuando los indios invadieron el país, se llevaron el diente consigo; pero uno de los reyes de Sri Lanka lo recuperó posteriormente. El diente se convirtió en una reliquia símbolo de soberanía, hasta que llegaron los portugueses.

¿Han visto la última película de Scorsese: Silencio? Se llama así porque Dios no dio respuesta a las oraciones de los misioneros portugueses en Japón por extender “su palabra”; y los pobrecitos las pasaron canutas bajo las autoridades japonesas que no les hacía ninguna gracia la influencia extranjera en su país. Y es que los japoneses ya sabían que los europeos primero envían a sus religiosos para hablar de amor de Dios y luego envían sus ejércitos para colonizar el territorio. En Sri Lanka no hubo silencio, sino mucho ruido. Ruido de la destrucción de templos hindúes y budistas. Los lusitanos se hicieron también con el diente de Buda y lo quemaron como si se tratase de un diente del mismísimo Satanas. Sin embargo, los cingaleses declararon que les habían dado el cambiazo y que el verdadero diente todavía estaba con ellos, en Kandy. Y así hasta nuestros días.

Estas lamparitas de aceite en el budismo tienen la misma función que las velas en el cristianismo: pedir ayuda divina

Al entrar en el Templo del Sagrado Diente me puse a la cola entre pisotones y empujones para ver el diente; pero cuando me llegó el turno lo único que vi fue un gran recipiente hecho con metales preciosos. El diente estaba dentro; más nunca lo exponen al público… Sospechoso. El explorador victoriano Sir James Emmerson Tennent clamó ver el famoso diente en el año 1846 y esto fue lo que escribió:

“Se trata de una pieza tallada en marfil o de un diente de cocodrilo especialmente grande. En cualquier caso, no es humano”

Me inclino a pensar que esta reliquia es un fraude; pero… ¿qué reliquia no lo es? Una vez leí que si se juntan todos los supuestos pedazos de la cruz de Jesús repartidos por el mundo, hay madera para hacer 47 cruces.

Uno de los preciosos pasillos del templo

 

Me levanté a la mañana siguiente con ganas de ver el festival de Kandy; pero este no empezaba hasta el atardecer, así que me fui andando hasta el museo del té, que se halla en una montaña a unos 5 km de distancia. Se trataba de una antigua fábrica que todavía cuenta con la maquinaria que se usaba en la edad victoriana para elaborarlo. Allí te explican todo el proceso de producción y al final de la visita te invitan a una taza de té. Yo siempre fui más de café pero no estaba mal.

El museo del té

De vuelta al hostel me crucé con bastantes elefantes y sus cuidadores, que se estaban preparando para el festival de Kandy. Luego llegó el atardecer y me dirigí a la zona donde tenía lugar la procesión de bailarines y elefantes. Flipé. No había visto a tanta gente en mi vida. Intenté buscar un hueco, para ver el espectáculo; pero era imposible. Al cabo de media hora intentando ver algo, desistí y me fui al hostel decepcionado.

Elefantes dirigiéndose al Templo del Sagrado Diente, donde comienza el festival de Kandy

El encargado del Hostel me dijo que salvo que se vaya por la mañana temprano a coger sitio o se compre el hueco a alguien que ya lo tiene, es inútil ver algo. Gente de todo el país y del resto del mundo viene a ver este festival que dura semanas y en el que unos 50 elefantes participan cada año.

– Bueno. Al menos ahora puedo irme a tomarme una cerveza y relajarme.

– Imposible hermano. Hoy es Poya. Es ilegal vender alcohol en días como hoy, tío.

– Noooo!

¿Un día festivo sin alcohol? Estos ceilandeses están majaretas.

Estoy seguro de que desde lo alto de un árbol, este mono consiguió un buen sitio para ver el festival

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s